30 de octubre de 2018

Consuelda menor

Hay una raíz...cuando describí la planta a Jondalar me dijo que se llama consuelda. Ayuda a cicatrizar, por dentro y por fuera. También es buena para magulladuras mezclada con grasa y aplicada en forma de unguento; pero para lo que mejor va es para los cortes y las heridas recientes
                                       
                                                                                          Los refugios de piedra
                                                                                          Jean M. Auel



La nómina de nombres populares que nuestra planta de hoy, la Prunella vulgaris, arrastra, nos da idea de que efectivamente se ha utilizado como cicatrizante: hierba del podador, hierba del carpintero (oficios estos en los que es fácil hacerse cortes), sueldacortaduras, hierba de las heridas. En algunas regiones de Castilla es conocida como érico, y tal era la fama de sus virtudes que según el dicho "lo que no cura el médico lo cura el érico"


Pero no es sólo cosa de Castilla. En inglés es conocida como heal all, que podríamos traducir como curalototo, y también como self-heal es decir que sería capaz de curarse a sí misma.


Con todo, el nombre por el que es más conocida es el de consuelda, que a decir de muchos procede del latín consolida (unir, consolidar) por su uso en unir heridas y hasta huesos rotos. El epíteto menor para distinguirla de flores más grandes y hojas distintas.


Parece que es comestible, y que sus hojas y tallos se empleaban para elaborar sopas y ensaladas.


y las cosas que Belladona llevaba en sus pequeños saquitos de cuero y en sus cajitas (corría el rumor de que eran pedazos secos de animales muertos pero era probable que no fueran más que hierbas medicinales, consuelda, curalotodo, ortiga mansa, col medicinal y, por supuesto, belladona) despedían un olor nauseabundo que se intensificaba en los días húmedos.

                                                                                             Bellefleur
                                                                                             Joyce Carol Oates



2 comentarios:

Miguel dijo...

Hace unos años, estando en la amazonía, tuve una fuerte torcedura de tobillo, invalidante en la práctica lo que allí no deja de ser un serio problema, por la que me llevaron a una huesera nativa (era la única opción) que, trás colocarme a dolor vivo los huesos en su sitio, me puso un emplasto hecho con consuelda y me vendó. Cuando, ya en Lima, acudí a una clínica, se limitaron a recetarme una pomada alemana muy buena y vendarme de nuevo. La pomada tenía como único componente activo la consuelda...
Un abrazo,

Montse Martínez Ruiz dijo...

Bonita planta e interesante saber de ella, ya que es la "curalotodo"
Me ha impactado el comentario de Miguel de cómo lo curaron con esta planta.
Un abrazo grande!

Publicar un comentario