21 de marzo de 2017

Aleuria aurantia

Yo había ascendido por una breve peña rocosa  y ahora descansaba sobre un colchón de pastos verdes, acribillados de tréboles y hongos anaranjados, junto a un pequeño lago de aguas calmas en el que nadaban peces de colores
                                                                                                 Americo Vespucio
                                                                                                 Miguel Betanzos


 
La Aleuria aurantia es una peziza, un género de hongos que se caracterizan por tener forma de copa sin apenas pie.  Se conoce también como peziza anaranjada. Saprófito, descompone materia orgánica directamente del suelo.


Por lo que he leído se trata de un hongo comestible, pero no parece ser muy sabroso, en ningún sitio le hacen excesivas fiestas. 


Por lo que veis poco que decir de el salvo que es ciertamente llamativo por su color.


7 de marzo de 2017

Toronjil

Sentí el retrato de mi madre guardado en la bolsa de la camisa, calentándome el corazón, como si ella también sudara. Era un retrato viejo, carcomido en los bordes; pero fue el único que conocí de ella. Me lo había encontrado en el armario de la cocina, dentro de una cazuela llena  de hierbas: hojas de toronjil, flores de Castilla, ramas de ruda.
                                                                                              Pedro Páramo
                                                                                              Juan Rulfo


Las hojas de la  Melissa officinalis desprenden un olor a limón, de ahí que sea comúnmente conocida como toronjil, y también como cidronela o limonera. Melissa es como denominaban en la antigua Grecia a las abejas productoras de miel lo que nos da una idea de cuánto gustan las abejas de su flor y ya sabemos que officinalis nos indica que era planta usada en las oficinas de farmacia. Veremos en qué:

De regreso a mi casa, mi tía Teresa continuaba llorando. Mi madre le había dado dos tilas y un vasito de agua del Carmen, pero no le habían hecho ningún efecto.
                                                                                             Dime quién soy
                                                                                              Julia Navarro 



La conocida agua del Carmen, que recibe ese nombre porque según la tradición fueron los monjes carmelitas sus inventores, esta compuesta principalmente de toronjil, tanto es así que también se llama agua de toronjil, y se usa para afecciones nerviosas, y se utiliza por vía oral aunque en el romance de Bernal Francés al amante (que al final no lo es) lo bañan:

                                                         Le ha cogido de la mano
                                                         y le ha entrado al camarín;
                                                         sentóle en silla de plata
                                                         con respaldo de marfil;
                                                         bañóle todo su cuerpo
                                                         con agua de toronjil;
                                                         hízole cama de rosa,
                                                         cabecera de alhelí



Se ha usado también como antiespasmódico, para el insomnio, la dispepsia, los dolores de cabeza, los menstruales,...y como no para superar la frigidez y para elaborar filtros de amor que deben tomarse  lunes y viernes las mujeres, y martes y viernes los hombres.


El adiós hoy a cargo de Lorca, en carta a Alberti:

Querido primo: Ayer tarde hubo aquí una gran tormenta. Dime, por favor, si también la hubo ahí. Trabajo, entregado a la poesía, que hiere y me manda.
                                                   ¡Adiós!
                                                   ¡Al molino del amor,
                                                   por el toronjil en flor!
                                                   ¡Adiooós!
Abrazos,
                                                                                 Federico
¿Cuándo vienes a Granada?



21 de febrero de 2017

Cadillos. Cachorros

Señor don Andrés, el jardín de que aquí se trata no tiene verdura, ni flores, sino para su amo. Para los demás, sin excluir a V. E., sólo tiene ortigas, aulagas, cadillos y cardos ajonjeros. Con que así no sueñe V. E. con entrar en él para deleitarse, porque se expone a quedar preso y pegado con el ajonje.

                                                                                                            Juanita la larga
                                                                                                            Juan Valera



Todas búsqueda de información sobre la Orlaya daucoides, vulgarmente conocida como cadillos o cachorros, ha sido infructuosa, fuera de la información meramente científica.



Y para que más. Le basta con ser hermosa.



7 de febrero de 2017

retama loca

                                            Y ocurrió....haciendo caso omiso a la naturaleza
                                            esa retama loca, se acopló a tus suspiros y en abril
                                            floreció
                                                                                                     La retama loca
                                                                                                     Julio Pirrera Quiroga




La retama loca (oxyris alba) no está emparentada con las retamas, y quizás de ahí venga el apellido de loca, de ver como al contrario de lo que sería de esperar en una retama sus frutos no son unas vainas sino unas llamativas bolitas (drupas) rojas.


Al igual que una de las gallocrestas de las que ya hemos hablado se trata de una planta hemiparásita, que aunque realiza la fotosíntesis, el agua y los minerales no los obtiene directamente del suelo sino que se los roba a otras plantas por medio de unas prolongaciones de la raíz llamadas haustorios


Sus frutos son apreciados por los pájaros pero no son aptos para el consumo humano, y su única utilidad parece radicar en la fabricación de escobones



24 de enero de 2017

Espuela de caballero

El pequeño jardín delantero estaba desbordante de flores: la izquierda del  sendero era púrpura, con hierba doncella, espuela de caballero y violetas, mientras que a la derecha crecían prímulas y narcisos amarillos.

                                                                                                       El último refugio
                                                                                                       Tracy Chevallier


La espuela de caballero, Delphinium gracilis, es una especie que sólo podemos encontrar en la península Ibérica, Ibiza y noroeste de África de modo que podemos decir sin temor a equivocarnos que el texto hace referencia a otra planta que se conozca con el mismo nombre ya que la acción se desarrolla en Ohio. Eso o que la autora o el traductor se han documentado mal. El motivo de que esta planta se de en una zona tan restringida posiblemente obedece a lo que los científicos denominan especiación alopátrica.


La especiación alopátrica es aquella que sucede cuando individuos de  una especie quedan aislados geográficamente y, sometidos a circunstancias diferentes, evolucionan de manera distinta llegando a generar una nueva especie. Este aislamiento geográfico puede suceder por motivos físicos (aparición de un río, una cadena montañosa) o climáticos (áreas aisladas durante las glaciaciones).


Por el espolón que forman sus flores reciben el nombre de espuelas, los griegos de la antigüedad más que una espuela vieron un delfín, y de ahí delphinium. No se les conoce utilidad, es más parece que contienen alcaloides de efecto tóxico.





21 de enero de 2017

Aro

                                                           A un panal de rica miel
                                                           dos mil moscas acudieron
                                                           que por golosas murieron
                                                           presas de patas en él


                                                                                              Las moscas
                                                                                              Félix María Samaniego


Al igual que las moscas a la miel en la fábula de Samaniego, también los insectos acuden a la planta que hoy nos ocupa , el aro (Arum italicum), aunque con mejor suerte, ya que aunque quedan presos en ella no tienen tan infausto fin y quedan finalmente libres.Eso sí, tras "pagar un rescate".


Lo que vemos de esta planta no es la flor propiamente dicha, que se encuentra oculta, sino una sofisticada trampa para polinizadores formada por una hoja modificada (la espata) que rodea a una espiga (la espátide) en cuya base completamente oculta por un repliegue de la espata que forma una cámara en torno a ella se encuentra la flor.


Esta "cámara floral" esta separada del exterior por unos filamentos que parten de la espátide hacia las paredes interiores de la espata, y que permiten la entrada mas no la salida. Por debajo de los filamentos encontramos un anillo de flores masculinas y más abajo el de flores femeninas (una imagen vale más que mil palabras) .


La espata al abrirse genera calor que ayuda a dispersar un olorcillo agradable a los insectos, los cuales, atraídos por el mismo, caerán en la cámara en la que quedarán presos. Si alguno de estos insectos ha estado previamente en otro aro traerá polen con el que fecundará la flor femenina lo que pondrá en marcha por un lado la maduración de la flor masculina de cuyo polen se impregnarán todos los insectos presos y por otro la atrofia de los filamentos que bloquean la salida, permitiendo que una vez cumplida su misión escapen para caer en la siguiente trampa y reanudar el ciclo.


En algunos lugares es conocida como llave del año y es porque en función de la disposición de las semillas los agricultores deducían como iban a darse las cosechas del año venidero.