13 de abril de 2012

Aristoloquia

                                            Su vasto aliento lanzan los bosques primitivos
                                            vuelan al menor ruido los quetzales esquivos
                                            sobre la aristoloquia revuela el colibrí
                                            y junto a la parásita lujosa está la iguana


                                                                                                   El canto errante
                                                                                                   Rubén Darío


A pesar de lo que su grandilocuente nombre ( hecho parece a la medida de Rubén Darío) pudiera indicar, hay que estar muy atento para ver esta aristoloquia paucinervis ya que  es una herbácea muy discreta con unas flores de un color marrón nada ostentoso y unas hojas acorazonadas de un verde pálido que tampoco llama mucho la atención.


El nombre procede del griego aristos, que viene a significar algo así como excelente y lochio, relativo al puerperio, es decir el periodo que sigue al parto. De modo que nuestra planta querría decir excelente postparto. Viene el nombre de la propiedad que se le atribuían a algunas especies de facilitar la expulsión de la placenta, atribución que pudiera tener su origen en la semejanza de las flores con la cavidad uterina (semejanza tal vez más evidente en otras especies de la familia que en esta que nos ocupa).


De estas propiedades habla San Isidoro en sus Etimologías: se dice así porque es muy buena para las mujeres que dan a luz; pues sentada una mujer sobre esta planta después del parto, se limpia la matriz con sus vapores.


Pese a existir referencias desde antiguo de su uso medicinal, no solo en cuestiones ginecológicas sino también para mordeduras de serpiente o picaduras de araña, se trata de una planta tóxica capaz de producir insuficiencia renal y que también se ha relacionado con la aparición de tumores del aparato urinario.


7 comentarios:

Luis Saldaña dijo...

simpatico tu comentario y curiosa planta

Los tratadistas atribuyen el origen del nombre a la semejanza entre la forma de presentar el capote y la del lienzo en que Verónica, de acuerdo a los Evangelios, enjugó el rostro de Jesús de Nazaret... wikipedia


salud

Luis Saldaña dijo...

osti tío que estaba con la vero y te he comentado la aristo,cosas de la ciencia

Teresa dijo...

Joaquín, que cosas tan lindas sabes. Me encanto leerte, no se si vistes las mias. Saludos.

teca dijo...

Sempre tão delicado no contar... que lindas imagens...

Beijo.

Elvira dijo...

Parece un periscopio, jaja! Muy buenas fotos!

Saludos

Montse dijo...

Tiene un porte tan esbelto y distinguido que parece de la aristocrácia, más que ser aristoloquia.
Unas fotografías magníficas!

Muchos besos.

Marias Teater dijo...

Great close-ups!

Publicar un comentario