11 de enero de 2012

Arañuela

                                                   Eres mi ombligo de Venus,
                                                   mi pajarilla,
                                                   mi arañuela
                                                   (la pajarilla que brilla
                                                   y la arañuela que vuela)


                                                                              Madrigal de las flores del campo
                                                                              Luis Felipe Vivanco


Hasta bien entrado el siglo XVIII se creía que el origen de la caries era un gusano que anidaba en el interior de los dientes y muelas alimentándose de ellas, carcomiéndolas, provocando dolor y haciendo que se oscureciesen. De ese color negruzco (en latín nigella) tomaban el nombre el gusano y la enfermedad: neguijón  (tras su aventura de los rebaños pide Don Quijote a Sancho que mire cuántas piezas le faltan, y este a su vez le pregunta que cuántas solía tener, a lo que responde el hidalgo : Digo cuatro, si no eran cinco porque en toda mi vida me han sacado diente ni muela de la boca, ni se me ha caído ni comido de neguijón ni de reuma alguna).


El nombre latino de la arañuela, nigella damascena, tiene el mismo origen, según algunos por el parecido de sus negras semillas con las lesiones de la caries, y tal vez también por esto entre sus muchos usos terapeúticos reconocidos desde antaño se encontraba el de mitigar el dolor de muelas y combatir el mal aliento producido por las enfermedades dentales.  


Para contrarrestar un poco apuntaremos los nombres que esta flor recibe en inglés, mucho más "románticos": love in the mist y devil in the bush (amor en la niebla y el demonio en los arbustos).


11 comentarios:

Teresa dijo...

Qué flor tan bonita,no tengo la suerte de verla por aqui. Saludos.

Elisa dijo...

Pues sí, es una flor preciosa y creo que no la he visto nunca. Espero tener pronto la oportunidad de que me la enseñes en vivo y en directo. (Y después, unas setas, un revuelto, un poquito de cerdo ibérico de los que tan bien surtida anda la sierra como de flores).

joaquín dijo...

Estoy seguro Teresa que por tus tierras extremeñas, no muy lejanas a Alájar donde está tomada la foto también puedes verla, bien es verdad que es una planta (y una flor)muy discreta y no demasiado abundante. Tendrás que estar atenta allá por abril y mayo

joaquín dijo...

Eso está hecho Elisa, pero ¿no te parece que es mucho esperar a que florezcan las arañuelas ("que por mayo era por mayo") para disfrutar del resto de tus propuestas? Tengo incluso pensada ya una buena caminata previa, para abrir apetito. Ya sabes lo que tienes que hacer

Montse dijo...

Joaquín, además de maravillarme con tus estupendas fotografías, lo que nos cuentas sobre ésta y sobre otras especies es increíble y enriquecedor.
En mi jardín aparecen algunas Arañuelas, pero hay que tener buen ojo para dar con ellas.

Un abrazo!

Luis Saldaña dijo...

gracias por presentarme a arañuela,aunque no creo que venga a saludarme a estas latitudes

joaquín dijo...

Tu jardín si que debe ser una maravilla Montse. Un saludo

joaquín dijo...

Me temo que llevas razón Luis, y por tus lares no debe haber arañuelas, pero como ya hemos comentado en alguna otra ocasión tenéis tejos, servales, hayas... ¡que se yo!

GIZURDEME FLOC dijo...

Hola, me gustan fotos de flores y plantas.

Un saludo.

José Manuel Gavilán dijo...

Hola Joaquín. Una bonita entrada con un curioso y excelente comentario. Fantástico tu blog y muy currado. Un abrazo desde Doña Mencía.

Hi ha un lloc dins del cor dijo...

¡Hola! He entrado a tu blog, parece que tiene muy interés y con llenos de la ilusión, me lo quedo. Grácias por compartir.
Mi corazón, Noemí.

Publicar un comentario