20 de diciembre de 2011

Azafrán silvestre

...les vio marchar hacia la hierba y el agua, hacia los robles y el azafrán silvestre. Y él quedó pegado contra una pared, sintiéndose más zambo y más feo que nunca.


                                                                                                            Fiesta al noroeste
                                                                                                            Ana Mª Matute


El nombre científico del azafrán silvestre, colchicum autumnale, deriva de Cólquide, región a la orilla del mar Negro a la que arribó Jasón a bordo del Argo en busca del vellocino de oro en cuyo rescate jugó un importante papel nuestra flor.


El rey Eetes, padre de Medea, había impuesto a Jasón unas condiciones imposibles para entregar el vellocino. Mas Medea, después de que Jasón le jurase amor eterno, le entregó una pócima color sangre fabricada con el jugo de azafranes silvestres. Embadurnado con ella, pudo Jasón someter a los toros de pezuñas de bronce que exhalaban fuego por la boca y unciéndolos a un arado preparar el campo de Ares para sembrarlo con dientes de serpiente. Según Robert Graves tan prodigiosa flor tenía como origen  la sangre derramada por Prometeo mientras era devorado por el águila.


Desde antaño se ha usado el azafrán silvestre como eficaz remedio contra la gota, y de él se obtiene la colchicina que se continua usando en el tratamiento de este proceso, aunque sienta tan mal (puedo dar fe de ello) que no nos extraña que Medea lo utilizara en la elaboración de pócimas.


Como otras plantas del género colchicum, el azafrán silvestre es conocido como quitameriendas. El origen de este nombre se remonta a aquellos tiempos en que carentes de luz eléctrica nuestra vida se ordenaba en función del sol. Al acortarse los días en el otoño, fecha en que aparece esta flor, se adelantaba la hora de la cena suprimiéndose la merienda. 

5 comentarios:

Elvira dijo...

Son ideales, me encantaría verlos silvestres. Yo tengo un crocus de jardinería que florece a primeros de febrero.

Saludos

Bob Fisher dijo...

Sencillas y muy hermosas flores has retratado.
Un saludo.

Luis Saldaña dijo...

aquí tambien se la llama quitameriendas y crece por todos,me ha gustado la historia que has contado
buenas fiestas y salud

Jesús Dorda dijo...

Es peligroso hacerse remedios medicinales con plantas que tienen tan poderosos principios activos, porque las dosis son muy difíciles de medir.
Me encantan todas las flores de esa familia.

Andrés Cardona dijo...

Preciosas imágenes las que muestras en este blog. Por cierto, la explicación del porqué se llama quitameriendas no la conocía.

Un saludo,

Publicar un comentario