22 de noviembre de 2011

Madreselva 2

                                                 Volverán las tupidas madreselvas
                                                 de tu jardín las tapias a escalar
                                                 y otra vez a la tarde aun más hermosas
                                                 sus flores se abrirán 

                                                                                                       Rima LIII
                                                                                                       Gustavo Adolfo Bécquer


Vuelven las madreselvas a escalar las páginas del blog. Pero son estas otras madreselvas, y tengo para mí que son  las que cubrían las viejas paredes del arrabal bonaerense, y las que escalaban las tapias del jardín becqueriano. Se trata de la Lonicera japonica, de origen asiático como su nombre indica y usada habitualmente en jardinería por lo que no es raro verla en ciudades. 


Llegada a Europa en 1806, también se ha utilizado mucho para la formación de setos vivos, y tiene mucha facilidad para asilvestrarse por lo que en la sierra la vamos ha encontrar relacionada con este uso y en la proximidad de asentamientos humanos.


6 comentarios:

José Manuel Gavilán dijo...

Hola Joaquín. Magníficas fotografías y un poema muy acertado. Enhorabuena y un abrazo desde Doña Mencía

Luis Saldaña dijo...

saluda a las madreselvas de mi parte y emborrachate con su perfume
feliz finde

A Luz a Sombra dijo...

Na minha terra(Alentejo...) e creio que em todo o País, Portugal, chamamos "Madre Silva".
Em criança fazíamos coroas de Madre Silva e enfeitávamo-nos com elas como se fossemos princesas.
O aroma doce desta flor é incomparável!
Abraço, Joaquim

L.Reis dijo...

Belo...belo...!

José Manuel Gavilán dijo...

Buenas tardes, amigo Joaquín. Magnífica entrada. Bellas fotografías, bien adornadas con la poesía. Un abrazo desde Doña Mencía

charrancito dijo...

Magnífica entrada, amigo.
Contemplar tus fotos y leer tus artículos son un goce para la vista y el alma de un amante de la naturaleza.

La cita de Bécquer... Un soberbio deleite.

Ese poema entero, de cabo a rabo, es uno de los más grandiosos monumentos intelectuales del patrimonio español.

Un muy fuerte abrazo desde Miller, Jaén.

Publicar un comentario