9 de enero de 2017

Bolsa de pastor

Vivía en una pobre casita de campo, y todos los días trabajaba en su jardín. En toda la comarca no había jardín tan hermoso como el suyo. Crecían en él claveles, alhelíes, bolsas de pastor, saxífragas, así como rosas de Damasco y rosas amarillas
                                                                                                           El amigo fiel
                                                                                                           Oscar Wilde



Una planta carnívora es aquella que, debido a que crece en lugares pobres en nutrientes, ha desarrollado mecanismos para atraer y atrapar pequeñas presas, en general insectos, que posteriormente mediante la producción de determinadas sustancias o con el concurso de bacterias digiere obteniendo de este modo los nutrientes. Nunca  hubiese imaginado que hablaría aquí de plantas carnívoras. Pero mira por donde esta, aparentemente inofensiva, bolsa de pastor (Capsella bursa-pastoris) me ha brindado la oportunidad aunque ella no sea carnívora.


Hay plantas que no muestran todas las características descritas, y que son imprescindibles para ser considerada como carnívora, pero sí alguna de ellas, principalmente la de atraer y atrapar insectos, no obteniendo luego beneficio nutricional de ellos. Los expertos no parecen estar muy satisfechos ni de acuerdo en como denominar a estas plantas. El término más usado es el de protocarnívoras, rechazado por muchos porque parece indicar que aún no son carnívoras pero están camino de serlo.


Discusiones aparte nuestra bolsa de pastor es peculiar porque sólo durante una corta etapa de su vida se comporta como protocarnívora, aunque no propiamente la planta, sino  sus semillas, las cuales, al humedecerse segregan un líquido viscoso que atrae, atrapa y mata pequeños insectos. ¿Para qué? No está claro. Pudiera ser que la presencia de cadáveres aumente la riqueza en nutrientes del suelo lo que beneficiaría el desarrollo futuro de la planta.


Viendo la forma de sus frutos entenderemos el porque de su nombre, tanto el científico como el popular. También se conocen como pan y quesillo, no se con certeza por qué, aunque puestos a imaginar ¿qué llevaban los pastores en el zurrón? Tradicionalmente se ha usado para las hemorragias y los trastornos menstruales


3 comentarios:

Teresa dijo...

Me ha encantado tu reportaje. Saludos.

Ars Natura dijo...

Qué curioso la técnica de mata-bichos que tiene la planta.

Saludos desde el norte.

Miguel dijo...

Interesante detalle que desconocía el de las semillas de esta planta.
Un abrazo,

Publicar un comentario