9 de febrero de 2016

Marrubio rojo

Hacía lejías para enrubiar, de sarmientos, de carrasca, de centeno, de marrubios, con salitre, con alumbre y  milifolia y otras diversas cosas.
                                                                                                            LaCelestina
                                                                                                            Fernando de Rojas



La hispanolona no es aunque su nombre pudiese sugerirlo ninguna sustancia  dopante que hayan encontrado en muestras de sangre u orina de los jugadores de la selección española de balonmano, a los que ahora les ha dado a los periodistas por llamar, dándole mucho énfasis al pronunciarlo, ¡hispanos! Es un principio que se encuentra entre otras en nuestra planta de hoy, el marrubio rojo (ballota hirsuta), y con la que científicos del instituto Carlos III trabajan intentando confirmar sus efectos beneficiosos en el crecimiento de algunos tumores.


Como suele ocurrir antes de que a estos científicos les diese por investigar, ya era usado en remedios populares para combatir entre otras cosas la fiebre o la anorexia, o para facilitar la expectoración en la bronquitis crónica.


Por sus flores de un color purpura rojizo con franjas longitudinales blanquecinas es  llamada en algunos lugares flor rubí. Respecto a su etimología no he encontrado nada fiable. Lo de hirsuto está claro que debe hacer referencia al aspecto áspero de sus hojas, pero ninguna pista respecto a ballota ni a marrubio (no creo que tenga que ver con rubrum, pues el marrubio vulgar no tiene ninguna parte rojiza).


3 comentarios:

Miguel dijo...

Citándose en la Celestina, debería serme planta conocida y, aunque en algunas de tus fotos me resulta familiar, no puedo decir que supiese nada de ella hasta ahora.
Un abrazo,

Montse Martínez Ruiz dijo...

Siempre encuentro interesante todo lo que nos cuentas, Joaquín, hoy este marrubio rojo totalmente desconocido para mí ¡lo que aprendo contigo, gracias!
Besos y abrazos.

Teresa dijo...

Esta no la conocía. Saludos.

Publicar un comentario