12 de marzo de 2014

Olivilla

En el interior del incensiario -como supe después por Socorrito- había una mezcla encendida  de olivilla, sangre de doncella y raspalengua.
                                                                     La isla de los pájaros
                                                                     Jaime de Armiñan



Hasta que me puse a leer cosas sobre la olivilla, Teucrium fruticans, para mi los troyanos no pasaban de ser los habitantes de Troya o un "habitante" no deseado de mi ordenador, y los asteroides un conjunto más o menos grande de piedras de diverso tamaño que orbitaban alrededor del sol un poco más allá de Marte. Pero jamás había oído hablar de la existencia de asteroides troyanos.


Y es que no todos los asteroides se encuentran en el cinturón de asteroides que yo estudié de niño, sino que existen asteroides que comparten  órbita con un planeta y que como a medida que se iban descubriendo, el primero Aquiles en 1906, iban recibiendo nombres de héroes de la guerra de Troya, se conocen en conjunto como troyanos. La mayoría de ellos comparten la órbita de Júpiter, pero también se han descubierto troyanos en Marte y Neptuno, incluso la Tierra tiene uno, descubierto en 2010,  bautizado con el nada homérico nombre de 2010 TK7.


Teucro, un asteroide troyano de Júpiter, es en la Iliada el mejor arquero de todo el ejercito griego, y uno de los que entra en la ciudad oculto en el caballo. A su regreso a su tierra, la isla de Salamina, su padre acusándole de no haber sabido defender a su hermanastro Ayax y de no haber vengado su muerte, lo destierra. Teucro arribará a Chipre donde fundará la ciudad de Salamina y se casará con la hija del rey chipriota. Según otros autores a donde llegó fue a las costas españolas fundando Cartagena. Este Teucro, o un antepasado suyo que fue el primer rey de Troya, habría descubierto las propiedades medicinales de la olivilla de ahí, en su honor,el nombre científico de  la planta.


Y ¿cuales son esas propiedades? Pues, por más que las he buscado no he dado con ellas. Las principales virtudes de la olivilla son, aparte de sus hermosísimas y discretas flores, sus escasos requerimientos y su resistencia, entre otras cosas a la poda lo que la hace muy apropiada para formar setos y figuras vegetales.


4 comentarios:

Montse dijo...

Sí, yo tengo olivillas formando grandes matas redondeadas a base de la poda ¿sabías que es una de mis flores preferidas?, esas pequeñas y sutiles flores azul-violáceas me gustan mucho.
No sabía sobre Teucro, el asteroide troyano!
Un abrazo.

Miguel dijo...

Con propiedades medicinales o no, lo cierto es que la historia es interesante y las fotografías que la acompañan también. Un saludo,

Juan Bibiloni dijo...

Joaquín, me ha gustado mucho conocer el origen del nombre del género Teucrium. Las fotos fantásticas. Un saludo.

José Manuel Gavilán dijo...

Hola Joaquín.
Bonita y extraña flor.
Buen trabajo.
Un abrazo desde Doña Mencía.

Publicar un comentario