7 de septiembre de 2011

Poleo

                                                                     ¡Verde el poleo!
                                                                     ¡Verde!
                                                                     Y el mirlo...
                                                                     ¡Verde!
                                                                     ¡Verde el viento
                                                                     en la cañada!   
                                                                     ¡Verde el silencio!
                                                                     ¿Quién?
                                                                     ¡Verde el eco
                                                                     del verde en el agua!
                                                                     (la noche es verde de tiempo)
                                                                     ¡Verde el poleo!
                                                                     ¡Verde!

                                                                                                       Circuncisión del sueño
                                                                                                       Emilio Prados


El Poleo, así, con mayúsculas, es en el ámbito de la sierra de Aracena uno de los actos centrales de la romería de la Reina de los Ángeles.


El día 7 de septiembre a las once de la mañana, y sin esperar a nadie, parte de la plaza de Alájar hacia la Peña de Arias Montano un cortejo a caballo con representación de todas las autoridades y que es conocido como El Poleo.


El por qué de ese nombre no está claro. Para algunos derivaría de latín polea-ae (manada de caballos). Otros lo relacionan con la acción de espolear a los caballos "animándolos" a subir la dura cuesta que separa la ermita de la Reina de los Ángeles situada en la  Peña de Arias Montano  de la población de Alájar. Otros en fin creen que proviene de la antigua costumbre de llevar los jinetes un ramito de poleo (Mentha pulegium) prendido en el sombrero.


Han de apartarme de aquí
caminos que llevan lejos,
más allá de aquellos montes
perfumados de poleo.

                                                                                          Fin de la zafra
                                                                                          Atahualpa Yupanqui

5 comentarios:

teca dijo...

Um blog com imagens muito delicadas... um prazer passar aqui... que bonitos "poleos" como você disse.
Realizações.
Um beijo carinhoso.

Guillermo García-Saúco (W. Elderberry) dijo...

Qué preciosas fotografías. Y lo bello del poleo, sus propiedades.
Un saludo

Elvira dijo...

¡Qué bonita esta entrada, Joaquín! Un saludo

José Manuel Gavilán dijo...

Hola Joaquín. Magníficas fotos de esta "... flor del poleo, poleo verde ... Buen trabajo. Un abrazo desde Doña Mencía.

Sill Scaroni dijo...

Unas flores llenas de belleza, las fotos están preciosas.
Sill

Publicar un comentario